Actualidad y experiencias

“Nacer en 1955 con dos cardiopatías, para mí está siendo una experiencia altamente difícil de aceptar”

Para mi familia fue un trance. Si no me hubieran operado seguramente me hubiera muerto, digo seguramente porque no lo sé seguro.

Me operaron de una CIV, a vida o muerte, a corazón abierto, en 1967 y no me morí. Antes, en 1962 me habían operado de una DA.

Por desgracia, en 1964 mi padre murió de un accidente de coche donde íbamos padre, madre, hermana mayor y yo misma. Aquel hecho cambió toda mi vida. Las tres quedamos atrapadas en una depresión, un silencio, unas culpas nunca resueltas.

La atención psicológica no existía, ahora soy psicóloga para compensar todas las carencias que sufrí. Mi madre y mi hermana hicieron lo que pudieron, mi padre hubiera entendido mis necesidades especiales como lo hizo antes de morir, pero ellas no supieron más.

Siempre me he encontrado diferente, lenta, he pasado miedo, terror, mucha inseguridad, carencia de amor propio, baja autoestima, mucho mal humor…, y a la vez todas estas sensaciones y sentimientos me han dado la fuerza para continuar.

Quería una familia y la tengo.

El aspecto profesional y laboral es mi fracaso, no he conseguido poder trabajar satisfactoriamente, porque no tuve la ayuda y la orientación adecuada en mis necesidades, pero he hecho el que he podido, sufriendo mucho, mucho y mucho.

A los 25 años empecé a pedir y pagar apoyo psicoterapéutico, me he pagado un régimen especial de la seguridad social por los años que me faltaban para tener una pensión y actualmente estoy jubilada.

Ahora escribo, ya lo quería hacer a los 25 años, no tuve el apoyo profesional, tampoco tenía tiempo, tenía que trabajar, estudiar, tener cura de la familia.

Actualmente, estudio inglés, una de mis asignaturas pendientes. He cantado en una coral, ahora no puedo por la pandemia y sobre todo hago 1 hora de gimnasia de lunes a viernes (Método Feldenkrais). Disfruto de mis nietas y toda la familia y de mis amigas, estas últimas, ahora, telemáticamente y por whatsapp a causa del virus con algún encuentro presencial pero yendo con mucha cautela.

¡Gracias a toda la familia de cardiopatías congénitas!

 

Isabel