Editorial

A Gemma Solsona le gusta la vida sencilla

Le gusta hacer puzzles. “El último puzzle que he hecho es un mapamundi de cinco mil piezas”. Lo hizo cuando estaba embarazada de Nil, su primer hijo

Gemma no ha tenido mucho tiempo de hacer puzzles en los últimos años. Le han pasado muchas cosas. Por ejemplo, ha sido madre por segunda vez de una niña, Ona, que con cinco meses se presentó en la 17ª Fiesta de AACIC CorAvant en el Tibidabo (no subió a ninguna atracción porque ¡estuvo durmiendo todo el rato!).

Gemma nació en Barcelona, ​​pero ha vivido prácticamente siempre en Palau de Plegamans, en el Vallés. Hace dos años se presentó en AACIC. La entidad se planteaba abrir una sede en las comarcas de Girona y Gemma dijo que si le cogían para el trabajo ella se le iría a vivir. “A mi marido y mí nos gusta Girona”. Los abuelos de su marido son de Palafrugell y ellos han visitado todos aquellos pueblos. Dicho y hecho. Gemma consiguió el trabajo y ahora vive en Girona. Lo que sorprende de esta historia es como lo explica. Parece fácil eso de ir a vivir a otra ciudad. “Sí que es, de fácil”, nos dice. “Para nosotros era importante encontrar una escuela que nos gustara para Nil. Cuando la encontramos, buscamos un piso en el barrio y aquí estamos”.

La sede de AACIC-CorAvant en las comarcas de Girona es en el pueblo de Fornells de la Selva. El Ayuntamiento de Fornells facilitó el local donde Gemma atiende las familias. También se puede encontrar en el Hotel de Entidades de Girona ciudad y en el Hospital Josep Trueta, donde lleva a cabo su labor en coordinación con la cardióloga María Ángeles Puigdevall. La red que ha ido tejiendo Gemma ya empieza a dar frutos. El curso pasado se realizaron los primeros encuentros estables de grupos de padres. “Nuestro objetivo ahora es hacerlo conocer. Pensamos que hay más familias interesadas”. Gemma en Griona ha encontrado una aliada incuestionable en otro miembro de AACIC CorAvant, Ani Fernández.

Haciéndose suyo un dicho de su marido, nos comenta que ha llegado hasta aquí “buscando el camino hacia la vida sencilla”. Confiesa que le gusta entablarse y que de esta Navidad no pasa: “Para Reyes pido un puzzle nuevo. Ya tengo ganas”. (Estará de suerte si no pierde ninguna pieza, con dos criaturas por alrededor, pero bueno, siempre acaban saliendo las piezas que se pierden, ¿verdad?)

 

Jaume Piqué i Abadal