Actualidad y experiencias

“Cada niño tiene sus particularidades, que son consecuencia de unos factores diversos”

Recuperamos la experiencia de Patricia Moliner, del grupo de voluntarios de AACIC de apoyo educativo a domicilio, publicada en el Boletín 15 de AACIC.

Durante el curso 2007/2008, estuve dando clases de repaso a un niño con cardiopatía congénita. Nos veíamos una vez por semana durante una hora. Hacíamos los deberes y en algunas ocasiones estudiábamos juntos. Al principio las clases debían consistir en conocer con profundidad al muchacho, con el fin de adecuar el proceso de aprendizaje a sus características específicas. Mediante estas clases se pretendía cubrir sus necesidades educativas.

Cada niño tiene sus particularidades, que son consecuencia de diversos factores, como por ejemplo, familiares, económicos, genéticos, etc. Por lo tanto, cada uno presenta sus dificultades en el aprendizaje, en las relaciones, en el autoconocimiento, etc.

Una vez descubiertas las necesidades educativas del niño, informándome a través de las lecturas y conversaciones con Rosa M. de AACIC, me di cuenta que el desorden y la falta de atención son características comunes en los niños que se encuentran en esta misma situación. Se desconcentraba con facilidad porque había pasado una larga jornada escolar y, además, por sus características personales, se fatigaba el doble. Necesitaba desconectar y recuperarse, aunque sólo fueran 15 minutos, antes de empezar a hacer los deberes. El orden fue también un punto a reforzar, ya que principalmente, consecuencia de la característica anterior, le costaba mucho encontrar los apuntes, el estuche, la agenda, los libros… Así pues, nos dedicamos a reforzar estos puntos débiles mediante diferentes técnicas. Al finalizar el curso, según su tutora, madre i tía, había mejorado mucho, porque era consciente de sus dificultades y de cómo superarlas.

El muchacho tenía que seguir una serie de rutinas, las cuales acabarían integrándose en su conducta. En este caso, y también en otros casos, es importante la presencia de un adulto que oriente y presente diferentes herramientas y maneras para facilitar e estudio, el desarrollo de la memoria, etc.

Todo esto lo explico con el fin de demostrar mi experiencia personal y para que se reflejen las consecuencias positivas de dar seguimiento y apoyo en el ámbito educativo, con el fin de poder dar diversos y diferentes métodos para facilitar el aprendizaje del niño.

 

Patrícia Moliner Weiser