Actualidad y experiencias

Unos campamentos muy emotivos

En esta nueva edición, todos los y las participantes coinciden en decir que “se ha conseguido lo que necesitamos”, creando una buena cohesión con todo el equipo: con los niños, niñas, chicos, chicas y los monitores de Cal Graells

Los niños, niñas, chicos y chicas que estaban de campamentos ya han regresado. Han pasado 10 días de ocio en medio de la naturaleza trabajando la integración, la capacitación y la autonomía mediante el coaching con caballos (equinoterapia) y varios talleres para trabajar las emociones.

Durante esta estancia en la casa El Molí de la Roda Vell de Veciana, los niños, niñas y adolescentes se han sentido seguros, han conseguido abrirse y expresar lo que sentían en cada momento mostrando al resto de compañeros y compañeras su personalidad, tanto en aquellos momentos de felicidad y alegría como en aquellos momentos que no eran tan buenos.

En esta nueva edición, todos los y las participantes coinciden en decir que “se ha conseguido lo que necesitamos”, creando una buena cohesión con todo el equipo: con los niños, niñas, chicos, chicas y los monitores de Cal Graells.

El proyecto para trabajar las emociones a partir de los colores, la relajación y la psicomotricidad que realizaron se ha convertido en un canal efectivo y muy positivo para ellos. Los mayores nos lo decían: “aquí podemos ser nosotros mismos, podemos hablar de nuestras emociones y nuestros miedos y no recibimos sólo escucha, sino también conocemos como resolver nuestros conflictos”.

El coaching con los caballos, una vez más, ha sido una práctica ideal para trabajar y potenciar, de una manera rápida y efectiva, la seguridad, la proactividad y la asertividad de todos los y las participantes.