Actualidad y experiencias

Mochillas llenas de vida, el blog de los campamentos

Cada miércoles encontrará dentro de este espacio una historia relacionada con nuestras colonias para niños, niñas y jóvenes con cardiopatía congénita.

Hoy comenzamos un nuevo blog: “Mochilas llenas de vida”, el blog de los campamentos de la Fundación CorAvant.

Las personas e historias que os presentaremos cada miércoles están basadas en hechos reales vividos por los profesionales de la Fundación CorAvant en los 12 años que llevamos haciendo campamentos. No obstante, el nombre de los protagonistas y los detalles de las historias son ficticios para respetar el derecho a la intimidad de nuestros socios y socias.

Los campamentos son para muchos niños, niñas y jóvenes uno de los momentos más esperados del año: verano, amigos y amigas, deporte, juegos, ocio, piscina, libertad… y como dice el periodista Carles Capdevila:

“Es muy importante poder desconectar. El contacto con la naturaleza, la convivencia. Sus valores son de cajón, y están muy bien trabajados. Cuando tus hijos van de campamentos, vuelven diferentes. Es una experiencia transformadora. Los monitores son una figura intermedia: los padres, los maestros, los abuelos están muy bien, pero el monitor es como un hermano mayor. Es el joven de referencia. Y transmiten valores esenciales: el entusiasmo, querer transformar el mundo… Y también ¡que se diviertan! Me gusta mucho de la educación en el tiempo libre que es gente que se divierte”.

Carles tiene cuatro hijos y como padre explica que…

“Cada vez que mis hijos se han ido, he notado que vuelven diferentes y que les han pasado cosas. E insisto que no siempre son positivas: han visto que les ha costado integrarse al grupo, que querían dormir arriba de la camilla y les ha tocado abajo, que han hecho un juego de noche y han pasado miedo, que han perdido algo… Estamos olvidando que para educar te tienen que pasar cosas. Que hasta que no has perdido cuatro veces algo no entiendes que tienes que vigilar más. Y tenemos una educación preventiva, demasiado regulada. Y, por último, los campamentos permiten el contacto con la naturaleza, que es algo básico. La lista es inmensa.”

Puedes leer la entrevista completa de Carles Capdevila en la web de e-colonias (septiembre 2012)