Actualidad y experiencias

Hay que alimentarse en positivo para hacer frente a la situación de confinamiento

El martes 24 de marzo tuvimos un nuevo encuentro del Espacio virtual para jóvenes y adultos con cardiopatía congénita.

En este encuentro, coordinado por la psicóloga de la AACIC CorAvant Gemma Solsona, participaron 15 personas con la incorporación de una nueva participante que se añadió al grupo motivada para compartir la situación que estamos viviendo en este momento.

Entre todas y todos pudimos reconocer las emociones que nos despierta la situación, sobretodo, el miedo y la rabia, la impotencia la sensación de indefensión ante las conductas irresponsables de los otros… Y no solo por la situación actual, sino también por lo que vendrá después. Cuesta imaginar un final a la situación y un “volver a la normalidad”.

En el Espacio dirigimos la atención hacia cuál era nuestra parte de responsabilidad en la situación y qué es lo que sí que depende de nosotros, sobre que tenemos control y nos enfocamos en controlar lo que es controlable: alimentarnos en positivo, seleccionar el tipo de noticias, controlar la fuente informativa, el volumen, la calidad… y el resto dejarlo en segundo plano.

Hablamos de reinventarnos, de mantener rutinas y estrenar nuevas actividades y maneras de hacer las cosas. Y pusimos mucho valor al tipo de confinamiento que estamos viviendo, como prevención y mantenimiento de la salud. Partimos que estamos encerrados en casa, pero con salud. Algunos compartieron situaciones de confinamiento por muy mala calidad de vida e incapacidad física por insuficiencia cardíaca, Joan previo al trasplante, otros por situaciones médicas/quirúrgicas complicadas.

El aspecto laboral no les preocupa demasiado, la mayoría de ellos y ellas han conseguido trabajar en casa o pedir una baja por indicación médica. Lo que sí que les preocupa es la sensación de “ser una carga” para los familiares y ser “enfermos de riesgo” y todo lo que esto puede comportar a los familiares y a ellos o ellas. Valoran la diferencia entre ser una carga y sentirse una carga.

Todas y todos coincidieron en el hecho que se tiene que aprovechar el tiempo, ser consciente que es un tesoro que nos podemos permitir disfrutar, incluso, sin hacer nada.

En el Espacio virtual para jóvenes y adultos con cardiopatía congénita, a partir de veinticinco años, nos encontramos cada último miércoles de mes de 20.30 a 22 horas, pero estos días de confinamiento, los y las participantes en el grupo han pedido de hacer más encuentros para compartir los momentos de excepcionalidad que estamos viviendo.

Fecha evento

Inicio: 24 marzo, 2020

Lugar: